Teatro UC histórico

Resumen histórico

Fundación:
17 de Octubre de 1943
Primera obra:
"El peregrino" dirigido por Pedro Mortheiru
Primer director:
Pedro Mortheiru
Locaciones del teatro:
Amunátegui 31 (hasta 1973) y Plaza Ñuñoa (desde 1974).

Breve recorrido de los 77 años del Teatro UC

A comienzos de la década del ‘40, en un contexto donde las nuevas tecnologías de la comunicación aún no tenían un impacto radical en la sociedad chilena, varios grupos de jóvenes, en su mayoría universitarios, soñaban con un teatro que pusiera en escena una dramaturgia innovadora, discusiones profundas y nuevas formas estéticas. Una de estas agrupaciones conformó el Teatro de Ensayo de la Universidad Católica. El 17 de octubre de 1943, se presenta en Santiago por primera vez el auto sacramental El Peregrino, dirigida por Pedro Mortheiru, basado en el texto de Josef de Valdivieso, diseño de vestuario de Fernando Debesa y diseño escenográfico por Pablo Burchard. Muchos de los integrantes de este colectivo fundador viene del mundo de la arquitectura, presentando una particular sensibilidad desde elementos más bien plásticos.

En 1945, el colectivo fundador del Teatro de Ensayo, dará paso a la creación de la Escuela de Arte Dramático de la Universidad Católica, que permitirá formar y perfeccionar a los actores y actrices que desean ser parte de la compañía. No era aún una escuela universitaria propiamente tal, y estaba adscrita en ese entonces, al área de extensión de la Universidad Católica. Sin embargo, junto a otros teatros universitarios del mismo periodo, Fundación del Teatro de la Universidad de Chile en 1941 y Teatro de la Universidad de Concepción en 1945, comienzan a cambiar la manera de entender la función y el espíritu del teatro que se realizaba en Chile. En 1947, con un objetivo de profesionalización del trabajo desarrollado, se incorpora a actrices y actores de larga trayectoria en el contexto nacional, donde destaca la actriz Ana González, y donde interactúan con los elencos que eran formados por la Escuela de Arte Dramático UC. Hasta 1954, se presentan 28 montajes escénicos, que principalmente utilizaban la sala del Teatro Municipal de Santiago como lugar de estreno. En aquellos años, las dramaturgias, que se hacían cargo bajo la dirección nacional, provenían de textos europeos y norteamericanos.

En 1954 el director, actor y abogado Eugenio Dittborn, asume la dirección del Teatro de Ensayo UC, cargo que ejerce por cerca de 25 años. Bajo su gestión en el año 1956, el Teatro de Ensayo logró su primera sala propia; la sala Camilo Henríquez, ubicada en Amunátegui 31. Luego en el año 1974, se compra el edificio en el que funcionaba originalmente el Cine Dante entre los años 1948 y 1974, re-estructurando el espacio para que pueda dar cabida a la oferta teatral. Este espacio se encuentra ubicado en plena Plaza Ñuñoa.

Hito indiscutido de la década de los ‘60 es el premiado montaje La Pérgola de las Flores, escrita por Isidora Aguirre, montaje que estuvo en circulación por cerca de una década, y giró tanto en el territorio nacional como internacional. En este periodo, se consolida una institución con departamentos de trabajos extensivos desde el equipo administrativo al creativo, contando con equipo estable de técnicos, directivos y artistas; que posibilitaba una estabilidad que posibilita la realización de una poderosa oferta artística. Durante esta década se realiza un importante trabajo basado en dramaturgias nacionales, entre los que se cuentan Versos de ciego, Dionisio, El Tony chico, La Niña en la palomera o Topografía de un desnudo.

Tras la dictadura militar de 1973, y lo que se ha denominado como el apagón cultural en Chile, el escenario cultural cambia radicalmente. En este contexto, el Teatro de la Universidad Católica sufre una completa restructuración, y sufre diversas modificaciones, también gatilladas por los cambios que sufre la Escuela de teatro UC de aquel entonces. En este periodo se presentan diversos montajes clásicos de la dramaturgia universal, como La vida es sueño, Hamlet, El burgués gentilhombre, entre otras. Estos montajes, a través de estas dramaturgias permitía realizar una reflexión crítica de la contingencia, a través de historias que remitían a un contexto lejano al Chile actual, pero que simbólicamente desarrollaba una perspectiva aguda de la situación sociopolítica que se estaba viviendo en el país. A la par de estas dramaturgias, poco a poco, se fue instalando el trabajo de dramaturgos nacionales, que tampoco fueron exentas de polémicas. Conocido es el caso del montaje censurado en 1978 por las autoridades universidades de aquel entonces: Lo crudo, lo cocido, lo podrido, que finalmente tuvo que ser puesta en circulación en otra sala de la región metropolitana, y que varios años más adelante, fue presentada en el Teatro UC.

A finales de los años setenta, se consolidan importantes proyectos de producción asociados a la escena nacional. En 1977, se crea junto al Ministerio de Educación, el Teatro Itinerante, donde participan importantes artistas nacionales como Andrés Pérez o Alfredo Castro. El mismo año, se crea el Festival de Teatro del Parque Bustamante.

Eugenio Dittborn fallece en 1979, tras dirigir por cerca de 25 años el Teatro UC. Sin lugar a duda, marcó una fase importante de este teatro, caracterizada por un fuerte impulso de circulación de las puestas en escena, la internacionalización de varias de sus producciones, la puesta en valor de la dramaturgia chilena junto con la revisita de clásicos universales, y poder mantener abierta la sala de teatro durante los años más álgidos de la dictadura. Posteriormente su cargo es asumido por importantes artistas, investigadores o gestores de la escena nacional como Paz Yrarrázaval, Ramón López, Ramón Nuñez, Inés Stranger, Mario Costa, Pamela López, Andrés Kalawski, Verónica Tapia o Gabriela Aguilera.

Pese al contexto sociopolítico, y situaciones aisladas de directa censura como con el montaje  Lo crudo, lo cocido, lo podrido, mencionado anteriormente, durante los años ochenta el Teatro UC vuelve a instalar repertorios basados en dramaturgias nacionales. Entre estas producciones destacan La balsa de la medusa de Egon Wolff, o El pueblo del mal amor de Juan Radrigán. Además, comienzan a surgir colectivos que instalan nuevos lenguajes escénicos a través del trabajo experimental como la obra No +.

En el año 1985 se realiza una nueva remodelación del edificio del Teatro UC, construyendo una segunda sala con capacidad para 270 butacas, en lo que originalmente era el palco con balcón del ex Cine Dante. La creación de esta nueva sala, que ha sido bautizada con el nombre de Eugenio Dittborn, ha permitido  diversificar la presentación de montajes teatrales, y consolidar con ello, una oferta dirigida especialmente a públicos escolares.

En el año 2005, la dirección del teatro es asumida por Inés Stranger, quien asume un modelo de gestión que diversifica la oferta programática a través no solo de la presentación de producciones propias, sino también un sistema híbrido de coproducciones y compañías invitadas. A partir de ello, diversas agrupaciones forman parte de la cartelera como Teatro fin de siglo, Teatro la María, La Provincia, Teatro Cinema, entre otras. En continuidad al trabajo con estudiantes realizadas en las décadas anteriores, existe un profundo interés por la formación de Audiencias, generando montajes dirigidos especialmente para público escolar, y con un trabajo de mediación artístico cultural.

El Teatro UC, que se ha sido conocido por diversos nombres: Teatro de la Universidad Católica o TEUC, o en sus inicios Teatro de Ensayo de la Universidad Católica, ha sufrido infinitos cambios en sus cerca de 8 décadas de historia. Todos los cambios y propuestas a lo largo de sus años, obedecen a las formas en las cuales el teatro se ha adaptado a los distintos contextos socioculturales del país. En el Teatro UC, con más de 77 años de historia, han pasado artistas de la talla de Ana González, Víctor Jara, Bélgica Castro, Ramón Núñez, Manuela Infante, Guillermo Calderón, Silvia Piñeiro, Héctor Noguera, Paulina Urrutia, y un larguísimo listado de artistas en sus producciones.

La conducción del teatro UC depende de la Escuela de Teatro UC, y, gracias a un equipo de más de 30 personas, programa alrededor de 15 montajes al año y recibe a cerca de 50.000 espectadores cada año, en sus dos salas ubicadas en Jorge Washington 26 de la comuna de Ñuñoa. El Teatro UC es uno de los teatros más antiguos a nivel nacional, y en sus tablas han pasado grandes compañías y creadores de gran importancia para la cultura chilena.

Referencias

Grass, Milena (2011). “Aproximación a la traducción en el teatro chileno. El Teatro de la Universidad Católica (1943- 2007)”. In A. Pagni, G. Payás & P. Willson (eds.), Traductores y traducciones en la historia cultural de América Latina. Mexico D.F: Universidad Nacional Autónoma de México, pp. 129-159.

Hurtado, María de la Luz (1995). “50 años de teatro en la Universidad Católica: Crear es andar detrás de la verdad”. Latin American Theatre Review, 39-53.

Pelegri, Andrea (2017). “Foreign Plays and Repertoire in the Teatro de Ensayo de la Universidad Católica de Chile during the Dictatorship (1973-1989): Constructing a Canonical Interpretation” en MemoSur/MemoSouth Memory, Commemoration and Trauma in Post-Dictatorship Argentina and Chile. Critical, Cultural and Communications Press London.

Piña, Juan Andrés (2014). Historia del Teatro en Chile (1941 – 1990). Santiago: Taurus.